Tema

Elecciones EEUU 2020

El recuento electoral, minuto a minuto

En vídeo

EE. UU.: la división interna del Partido Demócrata que dificulta la agenda política de Joe Biden

En esta edición de Enlace Norteamérica, desde Washington, hablamos sobre la dificultad que tiene el Partido Demócrata para avanzar con su agenda política por causa de una división interna. También abordamos las promesas incumplidas del presidente Biden con los hispanos y las consecuencias electorales que esto le podría traer. Finalmente, le contamos qué es el fentanilo, la poderosa y adictiva droga sintética que ha empeorado la crisis de muertes por sobredosis en Estados Unidos. Joe Biden solo ha cumplido 12 de las 100 promesas principales que hizo en campaña, según la página web Politifact. La incapacidad para ejecutar su agenda y resolver problemas coyunturales como la inflación, la situación migratoria, la retirada de Afganistán y la crisis en la cadena de suministro viene de una división interna en su partido.Los demócratas están divididos entre progresistas y moderados. Los primeros tienen una agenda mucho más redistributiva en la que el Gobierno juega un rol más relevante y algunos los tildan de socialistas. Los moderados son más de centro y apoyan medidas de libre mercado.El choque entre estas dos corrientes del partido ha dificultado el trabajo de Biden. Después de varios intentos y negociaciones internas se aprobó el Plan de Infraestructura de 1,2 billones de dólares y el Plan Social que de 3,5 billones pasó a 1,75 billones de dólares.Una gran reducción en presupuesto para inversión social, educación, salud y cambio climático derivada de la falta de apoyo de senadores moderados como Joe Manchin y Krysten Sinema. Esta división e ineficacia le pasará factura en las próximas elecciones, según lo indican las encuestas y predicciones de analistas políticos en Washington.Hispanos en EE. UU. esperan que Joe Biden cumpla sus promesas La comunidad hispana en Estados Unidos representa el 19% de la población total estadounidense según el último censo. A esta minoría, la más grande de Estados Unidos, por encima de la afroamericana, Joe Biden le prometió en sus primeros 100 días una reforma migratoria y revocar varias medidas de Trump contra el inmigrante. Pero hasta el momento, estas palabras no se han traducido en hechos.Aunque la retórica hacia el migrante sea menos ofensiva con Biden, en la práctica, las medidas hostiles contra el inmigrante siguen en pie. Por ejemplo, el Título 42, un estatuto que impuso Trump sigue permitiendo deportar a cualquier persona que sea considerada como riesgo de salud pública por la pandemia. Medida que se usa como pretexto para expulsar a los extranjeros como se hacía antes.Biden está considerando renovar la medida de “esperar en México”, que obliga a los inmigrantes a esperar al sur de la frontera la decisión de asilo. Tampoco ha cumplido o ha aclarado cómo va a lograr ofrecerles un camino a la ciudadanía a los cerca de 700.000 jóvenes 'soñadores' que fueron traídos por sus padres a EE. UU. cuando eran pequeños y los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados.El fentanilo, la droga que aumenta el número de muertes por sobredosisPero más allá de los conflictos políticos en Washington hay otros problemas que tocan el día a día de la gente. Las muertes por sobredosis de drogas sintéticas en Estados Unidos han sobrepasado los 100.000 casos según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades. Una cifra récord que equivale a cerca de 273 personas muertas al día. Dos tercios de estas muertes están asociadas al consumo del fentanilo, un potente opiáceo que producen y distribuyen legalmente empresas como Johnson y Johnson y Walmart, entre otras.El fentanilo es un opiáceo sintético entre 80 y 100 veces más potente que la morfina. Se receta normalmente como parche que se adhiere al cuerpo para reducir el dolor en pacientes con cáncer terminal.Como cualquier opiáceo recetado, además de ser altamente adictivo, el fentanilo es muy fácil de producir y los vendedores de drogas lo están mezclando con heroína, metanfetaminas y otras drogas para reducir costos y generar efectos más fuertes. Mezcla que ha contribuido a la cifra récord de muertes por sobredosis y la Emergencia de salud pública decretada desde el Gobierno de Trump. Un problema de drogadicción mucho más grave que la cocaína y que logra pocos titulares de prensa a pesar de los graves efectos que está generando en la sociedad estadounidense.
  • 05:55
  • 01:41
  • 00:58
  • 00:52
  • 00:20
  • 01:43
  • 04:12
  • 01:04
  • 00:31
  • 00:49

Asalto al Capitolio

Siguiente

Más Coronavirus

Ver más Coronavirus