Vaya... la página que buscas no está aquí. Intenta buscarla más arriba.
  • Ocio
    Yahoo Vida y Estilo

    Robert De Niro arruinado por el coronavirus y sus despilfarros

    Robert De Niro es popular por despilfarrar su fortuna y, según su abogada, está arruinado por el coronavirus y sus restaurantes.

  • Noticias
    El HuffPost

    Qué le pasa a Jorge Javier Vázquez con Rafa Mora

    El presentador de Telecinco ha confesado lo que siente por el colaborador de 'Sálvame'.

  • Política
    BBC News Mundo

    Cómo opera el Grupo Wagner, el "brutal" ejército privado de mercenarios rusos

    El Grupo Wagner es una compañía militar privada con capacidad de desplegar miles de mercenarios en zonas de combate. Expertos consideran claro su alineamiento con las acciones del gobierno de Putin.

  • Salud
    Yahoo Vida y Estilo

    Ni agua oxigenada ni alcohol: este es el modo correcto de curar heridas

    Limpiar heridas con alcohol o agua oxigenada no es una buena opción. Tampoco dejarla secar al aire o meternos en el mar creyendo que se curará antes

  • Negocios
    Yahoo Finanzas

    Así Trump se podría vengar de China por el COVID-19, dice un asesor

    El presidente Trump podría estar a punto de pedirle a China que abra su cartera y pague por el papel que ha jugado durante la pandemia de COVID-19.

  • Noticias
    Yahoo España Originales

    VÍDEO | La imagen viral de un oso haciendo Kung Fu en un zoo de Japón podría no ser lo que aparenta

    Ver a un animal llevando a cabo actividades que solo practican los humanos puede resultar simpático. Sin embargo, una pregunta se desprende inmediatamente. ¿Ha aprendido con un entrenamiento amigable o con técnicas de maltrato con el que el animal se siente intimidado y obligado a obedecer? ¿Es ético enseñar, por las buenas o por las malas, ejercicios que no le aportan nada? Esta cuestión se ha puesto sobre la mesa en las redes sociales tras la publicación de un vídeo de un oso llamado Tsubasa utilizando unos nunchakus, arma tradicional del Kung Fu compuesta de varios palos unidos por una cadena. Las imágenes fueron captadas en el zoológico de Yagiyama, en la ciudad japonesa de Sendai. Aunque algunas personas respondían a la publicación comentando la gracia que les hacía ver al oso practicando kung fu, muchas ponían en tela de juicio los métodos empleados para lograr tal efecto. Incluso un zoólogo expresaba en Twitter que este tipo de animales solo llevan a cabo esos ejercicios tras haber sido entrenados con duros métodos con los que les acostumbran a sufrir y a estar alerta. El hecho de estar en cautividad y unas marcas que se pueden apreciar en su espalda y en el pectoral derecho, lleva a otros usuarios a sugerir el uso de la fuerza por parte de los entrenadores, aunque se desconocen los motivos de las lesiones que, al menos aparentemente, presenta el plantígrado. Pero este no es un caso aislado, puesto que son conocidos varias casos de osos que practican artes marciales con técnicas claramente instruidas. Como el de Claude, un oso del zoológico japonés de Asa que manejaba un palo con una técnica muy parecida a las del Kung Fu o el Bojutsu. El vídeo de Tsubasa manejando con gran rapidez los nunchakus, plantea una reflexión sobre aquellos centros que cuentan con animales en cautividad y que son utilizados lucrativamente en espectáculos bastante efectistas. ¿Cómo se consigue que hagan eso? ¿Hay maltrato animal detrás de esas imágenes? El debate está servido.

  • Noticias
    Yahoo Noticias

    16 fotos del genocidio de Srebrenica que siguen poniendo los pelos de punta 25 años después

    Este mes de julio se cumplen 25 años de la llamada masacre de Srebrenica, en la que 8.000 personas de etnia bosnia musulmana fueron asesinadas por parte del ejército serbobosnio en el que fue el mayor genocidio después de la Segunda Guerra Mundial y un crimen que aún hoy se considera como un fracaso absoluto de la comunidad internacional.El día 11 de julio de aquel 1995, durante la Guerra de Bosnia, el ejército serbio se hacía con Srbrenica bajo las órdenes del comandante Ratko Mladic. Poco después comenzó a trasladar a la población al campamento de refugiados de Potocari, donde les prometió que estarían seguros, pero su idea era acabar con todos los varones musulmanes. Allí separaron a las mujeres y los niños de los hombres y comenzó una matanza indiscriminada. El genocidio siguió en la ciudad, donde asesinaron sin piedad tanto a civiles como a soldados.Los cuerpos eran enterrados en fosas comunes y aún hay más de un millar sin identificar. En el cementerio de Potocari descansan en torno a 7.000 personas a las que cada 11 de julio los bosnios les rinden homenaje. Un cuarto de siglo después es imposible olvidar aquella tragedia y sus imágenes siguen poniendo los pelos de punta.Más historias que te pueden interesar:FOTOS | Todos los crímenes de Karadzic, el 'carnicero de Sarajevo'FOTOS | El pueblo donde el genocida Mladic aún es considerado un héroeFOTOS | 30 años de la caída del muro de Berlín: el final de la barrera que separaba dos mundos